GO TO CLOUD

apser Blog - IT Plug & Play

Define cloud en 10 rasgos

[fa icon="calendar"] 12-ago-2016 10:00:34 / por Equipo de Redacción

Hay días en los que a todos los especialistas TI nos apetece echar la mirada atrás y observar cómo han cambiado las cosas en los últimos años. Todo es distinto gracias a la nube y a la forma en la cual se ha ido abriendo camino entre nuestras empresas. Hoy día ni nos planteamos volver a trabajar alejados de la nube y cuando alguien nos hace algún comentario sobre las nubes del cielo nosotros no podemos evitar pensar en “otro” tipo de nubes, ese tipo de nubes que tanto nos gustan y que no tienen un aspecto blanco esponjoso. Es uno de esos tipos de días en los que volvemos a las bases para ver si somos capaces de hacer algo divertido que nos ha pedido un compañero al decirnos “Define cloud en 10 rasgos”. ¡Desafío aceptado!

define cloud

1. Sin fronteras

La nube no sabe de fronteras, dado que está disponible en todo el mundo de forma permanente. No importa desde dónde nos conectemos, porque siempre tendremos acceso a nuestros datos y programas. La adaptación de la nube es un rasgo que nunca debe olvidarse. Y sin importar el lugar, la inactividad con los entornos en nube directamente deja de existir.

2. Rapidez sin riesgos

Con la nube todos los miembros de una empresa pueden comenzar a trabajar de inmediato tras la instalación del software correspondiente y la configuración de cuentas. Es posible crear apps en la nube realmente económicas y la seguridad siempre es un factor fundamental. La capacidad para hacer backups está tan simplificada que nadie se debe preocupar por potenciales pérdidas de información.

3. Actualizaciones automatizadas

Los recursos del departamento TI no se resienten por tener que gestionar actualizaciones, ni tampoco hay que afectar a los usuarios mientras se lleva a cabo una actualización. Es posible seguir trabajando mientras el sistema se actualiza y que luego éste integre los últimos cambios.

4. Sin preocupaciones

Desde la división TI nos podemos olvidar de las preocupaciones de instalaciones innecesarias. Que el proveedor del servicio se ocupe de ese tipo de procesos. Nosotros no tendremos que instalar software principal ni preocuparnos por hacer funcionar la nube. Todo se simplifica para beneficio de quienes trabajan en las empresas. Por eso no tendremos que invertir tampoco tanto tiempo ni recursos en ello.

5. Máxima integración

El uso de la nube es tan polivalente  que no hay que preocuparse por los niveles de integración. Los sistemas cloud están creados para que puedan combinarse con cualquier tipo de servicio y plataforma. Esto significa que no hay limitaciones para comenzar a utilizarlo desde el primer momento y para implementarlo en la red de la empresa con la máxima facilidad.

6. Ahorraremos energía

Si nos preocupa el medio ambiente nos alegrará saber que quitarnos de encima la necesidad de utilizar datacenters clásicos será un recurso muy útil para que podamos ahorrar energía. Los entornos en nube suponen un consumo muy inferior, puesto que no se crean conexiones permanentes que obliguen a los equipos a estar conectados de forma constante.

7. Distintos tipos de nube

Podemos elegir entre la nube pública, la privada o la híbrida. En el primer grupo se combinan los datos de varias empresas dentro de una misma nube, compartiendo espacio tal y como se pueden compartir las páginas web que se encuentran alojadas en un mismo servidor. La nube privada está dirigida a grandes empresas, puesto que les proporciona independencia y una máxima seguridad que asegurará que sus datos siempre sean confidenciales y que estén supervisados. En último lugar, el modelo híbrido ofrece una combinación de ambas partes, con una flexibilidad importante para definir cómo almacenar los datos.

8. La nube no es nueva

La investigación de la nube comenzó hace más de 20 años, aunque no fue hasta unos 10 años atrás cuando se comenzó a experimentar con ella con la intención de introducirla en el entorno profesional por todo lo alto. Desde los inicios de Internet se ofrecieron a los usuarios varios servicios en nube sin decirles que estaban usando la nube, como es el caso de algunos proveedores de correo electrónico.

9. Hay grandes líderes

Dentro del entorno de la nube ya se han establecido empresas y sistemas que han conseguido causar un interés especial entre los profesionales. Es el caso de Google Drive de Google, OneDrive de Microsoft, Dropbox, iCloud de Apple o el desaparecido Ubuntu One de Canonical.

10. La nube es el futuro

Seguro que has oído en otras ocasiones que el futuro está representado en la nube. Si no lo has hecho, deberías empezar a mentalizarte porque es ya una realidad más que constatada. Todo está derivando hacia la nube y es algo que nos beneficiará mucho en distintos campos.

Si te ha interesado el artículo, quizás también te interese este ebook gratuito:5 razones para ir a la nube de Google

Temas: Cloud Computing para profesionales TI, PaaS

Equipo de Redacción

Escrito por Equipo de Redacción